1. Qué es
  2. Características
  3. Cómo funciona
  4. Ejemplos
  5. Cúando aplicarlo
  6. Ventajas
  7. Desventajas
  8. Conclusiones
  9. Infografía

Educación

Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP)

aprendizaje basado en proyectos ejemplos

Es fácil perderse entre las nuevas tendencias educativas que están apareciendo en los últimos años. La escuela está cambiando mucho y la enseñanza basada en proyectos está extendiéndose en muchas escuelas e institutos.

¿Qué es el Aprendizaje Basado en Proyectos?

El Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP o Problem Based Learning) es una metodología educativa activa en la que el estudiante es el protagonista y se aprende mediante proyectos que se extienden más allá del aula.

Es una metodología de innovación docente en la que, en vez de tratar temas curriculares completos mediante su teoría, se aprende mediante proyectos interdisciplinares en los que se resuelven problemas cercanos a los alumnos. Es, además, una metodología que suele utilizarse junto a la metodología de Aprendizaje Cooperativo o el Aprendizaje Basado en Problemas.

Características del ABP

He aquí las características que definen y hacen diferente a este metodología:

El creador del conocimiento es el alumno.

En las metodologías educativas clásicas el profesor enseñaba el conocimiento a los alumnos de forma directa. En el ABP, en cambio, el profesor simplemente guía al alumno en torno a ciertos contenidos y competencias curriculares, y es el alumno el que crea el conocimiento mediante la investigación, la solución de problemas etc.

Se trabaja de forma colaborativa

El Aprendizaje Basado en Proyectos suele llevarse a cabo junto a metodologías de carácter cooperativo. En ellas, los alumnos aprenden mediante la interacción con sus iguales y se combina el trabajo individual con el colectivo.

El rol del alumno es activo

En la escuela tradicional el alumno ha sido siempre receptor de conocimiento sin mucha interacción. En el ABP, sin embargo, es el alumno quien tiene que ir creando el conocimiento, y eso exige su rol sea activo, ya que, al fin y al cabo, el alumno tiene que:

  • Resolver problemas
  • Interpretar datos
  • Investigar
  • Discriminar información
  • Plantear hipótesis y conclusiones
  • Etc.

Nace de los conocimientos previos, la motivación y la significatividad

Todo proyecto de ABP nace de los conocimientos previos del alumnado, ya que es su punto de partida a la hora de ir creando conocimiento.

Y, a la hora de crear conocimiento, es totalmente necesario que los alumnos tengan motivación e interés, ya que es así como se produce el verdadero aprendizaje. Todo eso se consigue mediante la negociación de los trabajos a hacer y su vinculación con la realidad.

Es una metodología flexible y guiada por los alumnos

Si un grupo de estudiantes trabaja un tema mediante ABP, lo harán, en buena parte, siguiendo un esquema de investigación creado por ellos mismos en base a su criterio e interés.

En ese proceso, el profesor ha de guiar a los alumnos hacia los contenidos y competencias más significativos mediante la negociación y el guiado del alumnado, pero los alumnos siempre tendrán su voz en ese proceso.

Se trabaja en torno a un proyecto

En el ABP el proyecto es la columna vertebral del trabajo educativo. Los proyectos, a ser posible, han de salir del propio interés del alumnado, y atacar un tema cercano y de aplicación más allá de la escuela. Suelen nacer de un problema al que se le da solución, y esa solución suele aplicarse o presentarse.

Un ejemplo podría ser el ver que en clase no se reciclan bien los residuos, ya que solo hay una papelera para todo, y, en base a eso, trabajar el tema de la contaminación y crear una solución para ese problema.

Trabaja tanto contenidos como competencias

Las últimas tendencias educativas están orientándose hacia la estructuración de la educación en torno a competencias, que son coherentes con las nuevas metodologías educativas. Por tanto, cuando se trabaja un tema como la contaminación mediante ABP, no solo se trabajan los contenidos relacionados con el tema, sino que también se trabajan competencias como la competencia para convivir, la de iniciativa o la de comunicación.

Es una metodología interdisciplinar

Al ser una metodología autoguiada y basada en las competencias educativas, los contenidos tratados también pertenecen a varias disciplinas. Al fin y al cabo, el tratar el tema de la contaminación mediante un proyecto, se trabajan contenidos de las física y química, pero también las matemáticas o incluso la lengua castellana o el inglés.

La evaluación tiene gran importancia en el ABP

En las metodologías de educación clásicas la evaluación ha sido hecha mediante exámenes al final de los temas. En el ABP, la evaluación es coherente con la naturaleza del proyecto, y, por tanto, se estructura de la siguiente manera:

  • Se evalúa tanto el proyecto como el trabajo en grupo.
  • Se evalúa mediante autoevaluación, coevaluación y heteroevaluación.
  • Hay una evaluación inicial (conocimientos previos), del proceso y final.
  • La evaluación y reflexión constante hace que la dirección del proyecto vaya variando mientras se lleva a cabo.

¿Cómo funciona la Metodología Basada en Proyectos?

El proceso para trabajar mediante el ABP es el siguiente:

caracteristicas aprendizaje basado en proyectos

1. Selección del tema y pregunta guía

Esta es la fase en la que la negociación entre profesorado y alumnos resulta más evidente. El tema seleccionado ha de tener relación con los contenidos curriculares que haya que tratar, por lo que el profesor puede introducir ese tema mediante la evidenciación de un problema cercano a los alumnos que tenga que ver con los contenidos curriculares.

De la misma manera, si durante el curso surge un problema, se puede hacer un proyecto en torno a él si es posible relacionarlo con los contenidos curriculares de la etapa.

Sea como fuera, el proyecto elegido ha de ser cercano a los alumnos y tienen que tener cierto conocimiento previo en torno a él. Además, los proyectos suelen estructurarse en torno a una pregunta guía como:

En nuestra clase no separamos los residuos para facilitar su reciclaje ¿Cómo podemos mejorar eso y aplicarlo a toda la escuela?

2. Creación de grupos

Una vez que se ha planteado el proyecto se crean grupos. Los grupos suelen crearse en base a las directrices de la metodología de trabajo cooperativo. Las principales características de dichos grupos es que suelen ser heterogéneos, pequeños y con roles.

3. Planificación e investigación

Con los grupos creados, se planifica el proyecto. Esto puede hacerse de varias maneras, y tanto por grupos como entre toda la clase. El profesor también puede intervenir más o menos en la creación de una estructura de investigación.

Nosotros recomendamos que, sobre todo en edades tempranas, el profesor intervenga a la hora de crear esas columnas vertebrales del proyecto, para acercar sus ramificaciones a los contenidos y competencias curriculares, y luego dejar mayor libertad a los alumnos.

Por ejemplo, al profesor puede parecerle interesante trabajar la creación de gráficos y tablas con el proyecto del reciclaje, y es improbable que eso se les ocurra a los alumnos. Para ello, puede proponer pasar un cuestionario de reciclaje por todo el colegio y transformar sus resultados en tablas y gráficos.

Si a los alumnos les parece bien y les interesa, adelante. Y ahí el profesor puede establecer un día de recabación de información y dejar a los alumnos ese día libertad para salir del aula.

Y, de la misma manera, la investigación puede estructurarse de mil maneras. Nosotros recomendamos, por ejemplo, el uso de bibliotecas, análisis in situ y el uso de las TIC como métodos de investigación.

4. Resultados

Al terminar la investigación se consiguen unos resultados. De nuevo, esos resultados pueden variar de gran manera dependiendo del proyecto. En el proyecto de la contaminación, por ejemplo, los resultados pueden ser:

  • Una presentación que explique qué es el reciclaje.
  • Unos documentos en los que se explique la situación del reciclaje en la escuela.
  • Un mapa conceptual con tablas y esquemas que muestre el estado del reciclaje en la escuela
  • Etc.

5. Aplicación y Presentación de los resultados

Para acabar, los resultados obtenidos se presentan. Esa presentación será diferente para cada grupo que ha trabajado el proyecto, y podrá realizarse tanto en el aula como fuera de ella.

Además, también es recomendable, si se ha propuesto una solución a un problema cercano, aplicar la solución.

En el caso del proyecto del reciclaje podrían presentarse los resultados tanto en el aula como mediante presentaciones en otros cursos. Y, para resolver el problema, podría crearse una carta al director pidiendo más papeleras para poder diferenciar los residuos y facilitar su reciclaje.

O también podría crearse un programa de difusión del correcto uso de las papeleras mediante la colocación de carteles en la escuela.

Evaluación

No hemos puesto número a la evaluación porque aunque se suela hacer al final debe hacerse durante todo el proceso del proyecto. La evaluación del trabajo en grupo puede hacerse, por ejemplo, mediante formularios. Y la evaluación del proyecto también puede hacerse mediante mil maneras.

En el ejemplo del reciclaje, una forma interesante de evaluar ese proyecto podría ser analizar 6 meses después de llevar a cabo el proyecto a ver si el uso correcto de las papeleras ha aumentado, y, así, ver si el proyecto fue útil.

Ejemplos de la Metodología Basada en Proyectos

Hay infinidad de ejemplos, programaciones didácticas y secuencias didácticas organizadas en torno al ABP. Nosotros os hemos mostrado en el anterior punto el ejemplo de cómo podríamos implementar un ABP sobre el tema de la contaminación y el reciclaje, pero eso mismo puede hacerse con otros tantos contenidos o competencias.

Desde Koruro creemos que lo más importante para crear un ABP es ser creativo, tener ganas y amoldarse a las situaciones educativas que se viven en el aula ¡Y es que puede plantearse un proyecto desde cualquier situación del aula!

Si queréis ejemplos concretos, buscad en internet secuencias didácticas de ABP y encontraréis un montón. Pero nuestra recomendación es que, si habéis entendido el funcionamiento de la metodología de proyectos que os hemos explicado en este artículo, os lancéis a probarla y llevarla a cabo por vosotros mismos.

Porque, al fin y al cabo, como el ABP es una metodología que se basa en adaptarse al contexto, lo mejor es que no copiéis ningún proyecto ya hecho y creéis el vuestro propio adaptado a vuestra aula.

Cuándo aplicar el Aprendizaje Basado en Proyectos

Desde Koruro creemos que hay que tener claro que cualquier metodología educativa puede ser buena o mala dependiendo del contexto. Por ejemplo:

  • La educación clásica se suele criticar, pero si tienes que enseñar un tema complejo a una audiencia de 200 alumnos, tal vez sea la metodología más indicada.
  • Si tienes alumnos muy activos y que necesitan moverse, tal vez el aprendizaje cooperativo sea la metodología que debas usar.
  • Si en donde vives hay una gran problemática social, tal vez los alumnos puedan aprender mediante un aprendizaje-servicio en el que se involucren con la sociedad.

Por lo que todas las metodologías educativas pueden ser efectivas, y depende de cada profesor el evaluar qué metodología se adapta mejor a su contexto educativo.

Ventajas del ABP

  • El aprendizaje suele ser muy efectivo y recordado, ya que es significativo y nacido del interés del alumno.
  • Se trabajan no solo competencias disciplinares, sino también competencias globales.

Desventajas del ABP

  • A veces puede ser difícil guiar a los alumnos hacia los contenidos y competencias que legalmente han de trabajar.
  • Hay que controlar y evaluar muy bien el trabajo de los grupos para que no haya demasiados conflictos dentro de ellos.

Conclusiones

Es evidente que en Koruro nos gusta el Aprendizaje Basado en Problemas. Creemos que es una metodología muy efectiva y nos gusta el que sea complementaria a otras metodologías de interés como el Aprendizaje Cooperativo o el Aprendizaje Guiado por Problemas.

Al fin y al cabo, al utilizar cualquier metodología en el aula consideramos que lo más importante es que esa metodología se adapte bien a nuestro contexto educativo, y el ABP es una metodología muy flexible que se adapta con facilidad a casi cualquier entorno educativo.

Creemos que, además, es especialmente recomendable para la Educación Primaria, ya que es una etapa en las que los contenidos educativos no son tan complejos y profundos como para necesitar un guiado intensivo del profesor.

Además, no es una metodología muy difícil de implementar, ya que no exige un excesivo trabajo del profesor, que se limita a guiar a los alumnos. Eso sí, trabajar mediante proyectos requiere un profundo cambio de chip.

Y tenemos que destacar que los aprendizajes construidos mediante esta metodología perduran mucho y crean vocaciones e intereses. Y es que como no solo se aprenden contenidos, sino también competencias, y de manera significativa, consideramos que esta metodología es ideal para el aprendizaje integral.

Pero, de nuevo, queremos recalcar que aunque generalmente recomendamos el uso de esta metodología, esta puede o no ser apropiada dependiendo del entorno en el que se aplique. Y el Aprendizaje Basado en Proyectos, en concreto, necesita de una muy correcta aplicación y gestión de la dinámica de los grupos para que sea efectiva.

Infografía

Vídeo

Referencias

📚 ¿Te ha servido este articulo como fuente para algún trabajo? ¡Cítanos de la siguiente forma!

Koruro (2021). Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP). https://koruro.com/aprendizaje-basado-en-proyectos-abp. Recuperado el 15 de octubre de 2021.

¡Comparte!

¡Ayúdanos a que este artículo llegue a más personas compartiéndolo por tu red social favorita! ¡Nosotros agradeceremos infinitamente tu ayuda!

Quizás te interese...