Internet de las cosas (IdC)

Tecnología

Imagínate un futuro en el que todos los objetos que te rodean estén conectados entre sí, ¡Pues esa situación está más cerca de lo que te imaginas!

internet de las cosas

¿Qué es la internet de las cosas?

La internet de las cosas (IdC; IoT en inglés) es la red de dispositivos inteligentes como objetos de la vida cotidiana o equipamiento industrial que están conectados con internet y tienen la capacidad de comunicarse. Consiste en dotar de funcionalidad y conexión a internet a las “cosas” que nos rodean.

Un ejemplo de internet de las cosas sería el siguiente:

Dotar a nuestras llaves de un llavero que haga que las podemos localizar si las perdemos.

O también podría ser dotar de dispositivos IdC a los miles de vacas de un ganadero, y monitorizar su salud mediante esos instrumentos:

Ejemplo de internet de las cosas

ejemplo de internet de las cosas 2

Por lo que mediante la internet de las cosas es posible mejorar nuestra calidad de vida, y tiene un gran potencial en el mundo empresarial.

Poco a poco se está avanzando en el concepto mediante la inclusión de conexión a internet 5G en diferentes aparatos. Son un claro ejemplo de ello aparatos electrónicos como las televisiones, que antes no estaban conectadas a internet y ahora tienen nuevas funcionalidades gracias a su nueva conectividad.

Ejemplos de aplicaciones de la Internet de las cosas

He aquí unos cuantos ejemplos de internet de las cosas:

  • Dotar a los alimentos de etiquetas y que el frigorífico avise cuando están próximas a caducarse.
  • Dotar a las llaves de un aparato que las localice en caso de perderlas.
  • Hacer que una casa sea domótica y que todos sus aparatos estén interconectados. Así, sería posible utilizar nuestros móviles para controlar toda esa red, y podríamos, por ejemplo, encender todas las luces con un botón.
  • Utilización en el mundo empresarial; por ejemplo: un ganadero que ponga un chip a sus vacas para poder monitorizar cómo es su estado de salud. O dotar a un viñedo de aparatos que midan el estado de la uva para saber cuándo vendimiar.
  • Hacer que un semáforo esté conectado a los coches y se ponga en verde si detecta que no va a pasar ningún peatón.
  • Introducir un aparato a las personas para monitorizar su estado de salud de forma sencilla.
  • Hacer que los coches estén conectados a nuestra agenda electrónica y calculen directamente la ruta con menos tráfico a donde nos vamos a dirigir.
  • Poner un sensor a los paquetes para poder monitorizar en tiempo real dónde están.
  • Mejorar la precisión de los pronósticos del tiempo mediante el uso de dispositivos IdC con sensores meteorológicos.
  • Conectar dispositivos del día a día, como el despertador con la cafetera; de esa manera, la cafetera podría tener el café preparado para cuando despiertes.

Cómo funciona la internet de los objetos

Lo primero que es necesario para el sistema de IdC es que haya objetos con la capacidad de recabar datos. Para ello, se utilizan dispositivos electrónicos que pueden ser chips diminutos y tienen, como mínimo, los siguientes componentes:

  • Sensores: pueden medir localización, aceleración, temperatura, luminosidad, humedad, etc.
  • Sistemas de conectividad: pueden conectarse a internet mediante estándares de comunicación.
  • Procesadores: los dispositivos que permiten la IdC suelen ser “minicomputadores”.

Y el IdC consiste en que esos dispositivos puedan comunicarse entre ellos. Una vez que los dispositivos IdC transmiten información, otro dispositivo la procesa y, entonces, pueden hacerse una infinidad de acciones de forma manual o automática.

Por ejemplo, si estamos monitorizando la temperatura de cientos de campos de trigo, cuando el dispositivo IdC de un campo transmita su información se puede ordenar que se active el riego. O incluso nuestros propios celulares son también dispositivos IdC.

IdC y el Big Data

internet de las cosas y big data

Una de las grandes potencialidades de la IdC es la posibilidad de monitorizar y actuar sobre millones de datos. Y ese funcionamiento a gran escala requiere el procesamiento de información masiva que no puede ser gestionada por personas.

El Big Data es la gestión que se hace con todo ese gran y complejo conjunto de datos. Es una disciplina que permite extraer valor de esos grandes grupos de información que provienen, principalmente, de sistemas IdC.

Un ejemplo de Big Data podría ser la gestión que Google hace con nuestros datos. En ese sistema, cada dispositivo que se conecta a Google es un aparato IdC, y al utilizar el buscador de Google ellos recaban información que luego, pueden utilizar, por ejemplo, para ofrecernos publicidad adaptada a nuestras búsquedas.

U otro ejemplo de interacción entre IdC y el Big Data podrían ser las ciudades inteligentes. En ese concepto elementos de las ciudades como las casas, coches, personas, semáforos, calles, alumbrado y demás estarían interconectadas mediante dispositivos IdC.

Y mediante el Big Data también podría gestionarse toda esa información para que las luces de las calles vacías se apaguen, saber cuánta gente hay en cada calle, reducir el tráfico, etc.

Ventajas de la internet de las cosas

Las ventajas de la IdC son claras:

  • Permite mejorar nuestra calidad de vida.
  • Permite que las empresas puedan aumentar sus ingresos.

Primero, la internet de los objetos puede hacer nuestra vida más fácil. Y es que gracias a ella podemos desde cerrar sesión en el PC y seguir con lo que estábamos haciendo en el móvil, hasta automatizar el encendido de luces de nuestra casa.

Y también tiene un gran potencial en el mundo empresarial, donde mediante la IdC es posible reducir costes o crear nuevas oportunidades de negocio. En este mismo artículo hemos listado varios ejemplos de aplicación empresarial de la red IdC, pero sus posibilidades son infinitas.

Desventajas: controversia en torno a la privacidad

Sus desventajas, en cambio, orbitan en torno a las posibles vulneraciones de la privacidad.

A través de la IdC es posible interconectar millones de dispositivos e intercambiar datos entre ellos. La magnitud de los datos que pueden intercambiarse mediante este sistema de inmensa y, por eso, hay preocupación en torno a la privacidad y control de los mismos.

Por ejemplo, nuestros teléfonos móviles pueden recolectar y transmitir nuestra geolocalización cada instante, y si la gestión de datos y privacidad no es la correcta, podría vulnerarse la protección de datos.

Imaginad que, por ejemplo, una aplicación instalada en nuestro teléfono está grabando constantemente lo que decimos sin avisarnos previamente de ello.

Esas grabaciones podrían enviarse a otro dispositivo y analizarse mediante Big Data o inteligencia artificial (IA) para ofrecernos, luego, publicidad adaptada a lo que decimos.

Mediante infraestructuras fraudulentas como esa sería posible incluso manipular la población de un país mediante publicidad personalizada para influenciar su voto en unas elecciones.

Además, si un gran sistema IdC fuera hackeado, las consecuencias podrían ser catastróficas. Por lo que los sistemas IdC requieren una gran transparencia y estrictos protocolos de seguridad.

Conclusiones

La internet de las cosas es un sistema que tiene el potencial para hacer nuestras vidas más fáciles y que se irá extiendo poco a poco junto al Big Data o la inteligencia artificial. En el mundo empresarial ya es utilizado por las empresas grandes, y su aplicación en nuestro día a día es cada vez mayor.

Es, al fin y al cabo, una tecnología con un potencial tan grande que será conocida por todos en el futuro. Y, quién sabe: tal vez, con el paso del tiempo, los coches se conducirán solos, estarán conectados tanto entre ellos como con las ciudades, y los trayectos serán más rápidos porque podrán evitar el tráfico.

Eso sí, con la popularización de la IdC, la seguridad adquirirá un nuevo nivel de importancia y los sistemas IdC tendrán que adaptarse a ello.

Sigue con Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)

Infografía

📚 ¿Te ha servido este articulo como fuente para algún trabajo? ¡Cítanos de la siguiente forma!

Koruro (2022). Internet de las cosas (IdC). https://koruro.com/internet-de-las-cosas. Recuperado el 25 de junio de 2022.

¡Comparte!

¡Ayúdanos a que este artículo llegue a más personas compartiéndolo por tu red social favorita! ¡Nosotros agradeceremos infinitamente tu ayuda!

Compartir