Ejemplo de texto argumentativo

Lengua

Una buena manera de escribir textos argumentativos de calidad es leer otros textos que te sirvan como ejemplo e inspiración.

ejemplo de articulo de opinion

En este post te vamos a ofrecer un ejemplo de un artículo de opinión de calidad con las ideas subrayadas y descargable en .PDF.

Ahora, si quieres aprender a hacer textos argumentativos, te recomendamos nuestra completa guía sobre los textos argumentativos.

Dicho eso: aquí tienes un texto argumentativo muy creativo, rico, correcto, coherente y efectivo que puedes usar como ejemplo para escribir. Léelo con detenimiento y concentración y aprenderás a hacer artículos de opinión de calidad:

Estructura del texto argumentativo de ejemplo:

Esta es la estructura resumida del artículo de ejemplo:

Tema:La adicción a las redes sociales.
Tesis:Somos totalmente adictos a las redes sociales y no nos importa.
A quien está dirigido:Los lectores de koruro.com
Introducción:Anécdota sobre lo adictos que estamos al móvil.
Argumento 1:Dependemos de lo que dicen de nosotros en las redes sociales.
Argumento 2:Usamos las redes sociales para todo: incluso para ligar.
Argumento 3:No hay nadie que no use las redes sociales.
Conclusión:Somos adictos a las redes sociales.

Ejemplo de artículo de opinión:

He aquí el texto argumentativo de ejemplo resuelto ¡Léelo con detenimiento y concentración!

ERES UNA OVEJA MÁS

Cuando te despiertas y todavía se te cae la baba, lanzas tu pesado brazo hacia la mesilla de noche y apagas el maldito despertador ¡Menos mal! ¿Siguiente paso? Exacto, tirar el mismo torpe brazo, como si se tratara de una caña de pescar, y buscar el teléfono móvil en la misma mesilla, a ver si pica. Y cuando lo consigues, llegamos a la última fase del ritual matutino: desbloquear el móvil para ver si hay notificaciones nuevas, no sin antes cerrar ligeramente los ojos para acostumbrarlos a la luz de la poderosa pantalla del móvil ¡Felicidades, ya te puedes levantar de la cama!

Ahora no hagas como que no sabes de qué te hablo: este ritual forma parte de tu vida diaria y lo conoces perfectamente. Si eres joven no tienes excusa: lo practicas diariamente ¡Pero tampoco te preocupes, amigo! Es normal, eres una oveja más en el rebaño de las redes sociales. Y no sabes en qué momento entraste a ese rebaño, pero sabes de sobra que todas las tardes las pasas mirando Instagram y que eres un súbdito del postureo. Necesitas la aprobación social de los demás, y compartes absolutamente todo lo que haces en Twitter. Tu bienestar depende completamente de lo que digan de ti en las redes sociales y sientes un cosquilleo en el pecho cuando te dan like ¿A que te enfadas cuando subes una foto y tiene pocos “Me gustas”?

Es más, desde que entraste al rebaño de las redes sociales, tu vida ha cambiado por completo: las utilizas para todo ¿Recuerdas cómo conociste a Ana? Sí, Ana, esa chica tan guapa con la que estás hablando últimamente ¡La conociste en Instagram! Ella era esa chica que tantos “Me gustas” te daba, hasta que la conociste en persona una noche de fiesta. Pero, de nuevo, tranquilo: no pasa nada. Hoy en día usamos las redes sociales para absolutamente todo: incluso para ligar.

Y tus compañeros de rebaño hacen lo mismo: no eres la oveja negra. De hecho, te voy a contar un secreto: no hay ninguna oveja negra en este rebaño. Todos somos parte del gigante rebaño de las redes sociales. Algunos somos más dependientes de ellas que otros, pero hasta el que dice no tener redes sociales usa luego WhatsApp para comunicarse con su familia. Por lo que, de nuevo, no te preocupes, estamos todos en la misma situación.

Así pues, sí, somos totalmente adictos a las redes sociales, y eso ha hecho que nuestras vidas cambien por completo, no sé si para bien o para mal. Pero, claro, somos ovejitas y estamos cómodos en nuestro prado.

¡Haz clic aquí para descargártelo en .PDF!

Qué, ¿Lo has entendido bien? Por si acaso, vamos a ayudarte a que veas de forma clara todas las ideas del texto. Para eso, vamos a dejarte de nuevo el mismo texto aquí debajo, pero hemos hecho dos cosas:

  • Hemos subrayado en amarillo los argumentos principales.
  • Y hemos subrayado la tesis en azul.

Así las ideas que forman el texto te serán fácilmente reconocibles. Hemos decidido subrayarlas porque, al fin y al cabo, este es un artículo de opinión muy rico y complejo, y no todos los argumentos aparecen en el texto literalmente, porque en el texto se usan muchas metáforas.

Eso sí, todas las ideas aparecen acompañadas de ejemplos que apelan al lector y siempre dos veces, para que quede claro el propósito del párrafo.

De la misma manera, también hemos subrayado la tesis porque no es fácil de identificar: eso es porque es una tesis metafórica.

Así que, vaya, sin más dilación, aquí tienes el texto con las ideas subrayadas:

ERES UNA OVEJA MÁS

Cuando te despiertas y todavía se te cae la baba, lanzas tu pesado brazo hacia la mesilla de noche y apagas el maldito despertador ¡Menos mal! ¿Siguiente paso? Exacto, tirar el mismo torpe brazo, como si se tratara de una caña de pescar, y buscar el teléfono móvil en la misma mesilla, a ver si pica. Y cuando lo consigues, llegamos a la última fase del ritual matutino: desbloquear el móvil para ver si hay notificaciones nuevas, no sin antes cerrar ligeramente los ojos para acostumbrarlos a la luz de la poderosa pantalla del móvil ¡Felicidades, ya te puedes levantar de la cama!

Ahora no hagas como que no sabes de qué te hablo: este ritual forma parte de tu vida diaria y lo conoces perfectamente. Si eres joven no tienes excusa: lo practicas diariamente ¡Pero tampoco te preocupes, amigo! Es normal, eres una oveja más en el rebaño de las redes sociales. Y no sabes en qué momento entraste a ese rebaño, pero sabes de sobra que todas las tardes las pasas mirando Instagram y que eres un súbdito del postureo. Necesitas la aprobación social de los demás, y compartes absolutamente todo lo que haces en Twitter. Tu bienestar depende completamente de lo que digan de ti en las redes sociales y sientes un cosquilleo en el pecho cuando te dan like ¿A que te enfadas cuando subes una foto y tiene pocos “Me gustas”?

Es más, desde que entraste al rebaño de las redes sociales, tu vida ha cambiado por completo: las utilizas para todo ¿Recuerdas cómo conociste a Ana? Sí, Ana, esa chica tan guapa con la que estás hablando últimamente ¡La conociste en Instagram! Ella era esa chica que tantos “Me gustas” te daba, hasta que la conociste en persona una noche de fiesta. Pero, de nuevo, tranquilo: no pasa nada. Hoy en día usamos las redes sociales para absolutamente todo: incluso para ligar.

Y tus compañeros de rebaño hacen lo mismo: no eres la oveja negra. De hecho, te voy a contar un secreto: no hay ninguna oveja negra en este rebaño. Todos somos parte del gigante rebaño de las redes sociales. Algunos somos más dependientes de ellas que otros, pero hasta el que dice no tener redes sociales usa luego WhatsApp para comunicarse con su familia. Por lo que, de nuevo, no te preocupes, estamos todos en la misma situación.

Así pues, sí, somos totalmente adictos a las redes sociales, y eso ha hecho que nuestras vidas cambien por completo, no sé si para bien o para mal. Pero, claro, somos ovejitas y estamos cómodos en nuestro prado.

¡Haz clic aquí para descargártelo en .PDF!

Como habrás visto, este artículo de opinión es diferente y de calidad, entre otros, por las siguientes razones:

  • No empieza diciendo la tesis en el primer párrafo, sino que se acerca al receptor mediante una anécdota. Además, muestra la tesis en la última línea y de forma metafórica.
  • Habla al receptor en segunda persona y apela a su vida para tener más influencia en él.
  • No explica varias ideas en un mismo párrafo.
  • Usa la metáfora del rebaño de ovejas para añadir creatividad y riqueza al texto.
  • Mantiene coherencia y cohesión constante.
¡Ahora te animamos a que escribas tu propio texto argumentativo!

Sigue con El texto argumentativo

📚 ¿Te ha servido este articulo como fuente para algún trabajo? ¡Cítanos de la siguiente forma!

Koruro (2022). Ejemplo de texto argumentativo. https://koruro.com/ejemplo-texto-argumentativo. Recuperado el 18 de mayo de 2022.

¡Comparte!

¡Ayúdanos a que este artículo llegue a más personas compartiéndolo por tu red social favorita! ¡Nosotros agradeceremos infinitamente tu ayuda!

Compartir