El texto argumentativo

Lengua

El texto argumentativo es uno de los tipos de textos más comunes y variados. Es por eso que suele ser uno de los contenidos principales de las clases de lengua castellana.

texto argumentativo

¿Qué es un texto argumentativo?

El texto argumentativo es un aquel en el que se expone una opinión mediante argumentos y tiene la intención de persuadir al lector. Es decir, son textos con las siguientes características:

  • Tienen una tesis (opinión).
  • Emplean argumentos.
  • Su objetivo es persuadir (convencer al lector de algo).

Además, dentro de este diverso tipo de texto tenemos muchos textos concretos como el artículo de opinión, la editorial o la disertación.

Y, por si eso fuera poco, cada uno de esos tipos de textos puede ser muy diferente, ya que las maneras de persuadir al lector son infinitas.

¿Qué estructura tienen los artículos de opinión?

Es posible encontrar artículos de opinión con estructuras muy diferentes por la propia naturaleza diversa de este tipo de texto.

De todas formas, la estructura básica y simple que casi todos los artículos de opinión comparten es la siguiente:

  1. Introducción: En esta parte se introduce al lector al tema que vamos a tratar. Se puede hacer de diversas formas, pero lo más común es explicar el contexto de la cuestión tratada.
  2. Argumentos: Todas las razones que damos para defender nuestra tesis.
  3. Conclusión: Un pequeño resumen de lo que hemos expuesto en el texto.

¿Cómo escribir un texto argumentativo?

texto-argumentativo

Escribir un artículo de opinión es un proceso complejo, pero vamos a contarte, basándonos en nuestra amplia experiencia como redactores, cuál es la forma de escribir un artículo que recomendamos:

  1. Piensa qué quieres decir. Esa será tu tesis.
  2. Decide a quién quieres dirigir tu artículo. Esos serán tus lectores.
  3. Investiga el tema del que vas a escribir para recabar información y poder emitir una opinión fundada.
  4. Crea un mapa conceptual general del artículo. En él, escribirás qué vas a decir en cada parte del artículo, de forma simple y con frases sencillas.
  5. Escribe el artículo empezando por la introducción y siguiendo el mapa conceptual.
  6. Cuando lo termines ¡Repásalo!

Plantilla de mapa conceptual

Para escribir un texto argumentativo de calidad, es totalmente necesario partir de un correcto mapa conceptual. Aquí tienes una plantilla que te servirá como guía:

Plantilla de esquema para escribir un texto argumentativo
Tema:
Tesis:
A quien está dirigido:
Introducción:
Argumento 1:
Argumento 2:
Argumento 3:
Conclusión:

Ejemplo de texto argumentativo

La teoría está bien, pero seguro que con un buen ejemplo entiendes mejor cómo son los textos argumentativos. Respecto a eso, estás de suerte: porque encontrarás textos de este tipo en cualquier periódico o revista.

También puedes encontrar artículos de opinión en internet, y es que casi todos los medios digitales suelen tener una sección de "Opinión".

Ahora, tampoco te hace falta buscar ahí, porque en Koruro ya hemos creado un texto argumentativo de ejemplo descargable en .PDF y con ideas subrayadas.

Consejos para escribir un buen artículo de opinión

Con lo que te hemos explicado hasta ahora, ya deberías poder escribir un texto argumentativo.

Ahora, aquí tienes varios consejos que harán tus textos mucho mejores:

Crea un mapa conceptual siempre, y escribe el artículo en base a él.

Es simple: cuando escribimos un artículo de opinión sin usar un esquema, perdemos la coherencia y la cohesión. Y eso les ocurre hasta a los mejores escritores del mundo: es normal.

El mapa conceptual del artículo de opinión tiene que ser simple y corto, porque si hacemos un esquema complejo, luego, al escribir el artículo, veremos que no es fácil seguirlo.

Si tenemos un mapa conceptual corto y efectivo, la coherencia y cohesión del texto que escribamos estará asegurada.

NUNCA expliques dos ideas en un mismo párrafo

Esto parece sencillo, pero no siempre se suele cumplir. En el artículo de opinión, puedes dedicar más de un párrafo a un argumento cuando ese argumento se puede enfocar de diversas formas o es complejo ¡Pero nunca escribas dos argumentos en un mismo párrafo, ya que siempre serán más claras diferenciadas!

Cuida la coherencia y la cohesión

Un fallo generalizado en los artículos de opinión suele ser no reparar demasiado a la coherencia y cohesión. Si has hecho el texto siguiendo un mapa conceptual, la coherencia está casi asegurada, porque será difícil que te contradigas. Pero mantener una cohesión correcta es más complejo.

Para que esa cohesión sea buena, nuestro consejo es que intentéis que el lector fluya por el texto y, para eso, es necesario que todas las frases de los párrafos estén de alguna manera conectadas entre ellas. Hay dos formas principales de conseguir esa conexión: la puntuación y los conectores.

En cuanto a la puntuación, cuidala, y no uses solo puntos en los artículos, sino que usa también los dos puntos, comas, punto y comas, etc. Por ejemplo, en vez de:

Ana quería decir una cosa. Dijo que se iba a ir a casa.

Podríais decir:

Ana quería decir una cosa: que se iba a ir a casa.

Y los conectores son esas palabras que utilizamos para conectar palabras, como: también, además, en cambio, por lo tanto, puesto que, aunque, etc.

Simplemente, úsalos ¡Pero tampoco te pases! Tampoco es necesario que todas las frases empiecen por un conector.

Elabora tus argumentos

Si yo quiero decir que el cambio climático es algo preocupante, mi argumento no puede ser, simplemente: “Creo que el cambio climático es preocupante”. Sino que tiene que tener cierta fundamentación detrás.

Para que un argumento sea sólido y efectivo, puedes utilizar, entre otros:

  • Datos objetivos
  • Fundamentación lógica
  • Apelar al lector
  • Analogía
  • Ejemplificación
  • Interrogación
  • Prolepsis
  • Etc.

No te pases de culto

Mucha gente, al hacer un artículo de opinión, de repente transforma su lenguaje y empieza a escribir así:

El cambio climático es el fenómeno que está transformando de raíz la sociedad actual, mediante la reformulación del nuevo orden mundial, cambiando por completo la vida de los habitantes terrestres.

¡Ese fragmento es muy pedante! Las frases del castellano no deben ser tan largas, y la prioridad de un texto argumentativo es convencer al lector ¡Por lo que el texto tiene que ser fácilmente entendible! Ese mismo texto podría ser escrito así:

El cambio climático ha transformado por completo la sociedad.

No digas: Creo que, Mi opinión es, Yo creo, etc

Esto es vital. La idea de un artículo de opinión de calidad es que en él des tu opinión, pero no lo explicites. Cuando utilizas fórmulas como “Yo creo que” lo único que estás haciendo es quitar riqueza a tu texto, y tampoco sirven para convencer más al lector ¡Así que nunca las uses!

En vez de:

Yo creo que el cambio climático es un problema

Puedes decir:

Vivimos rodeados de humo de coches: es evidente que el cambio climático es un problema.

Sé creativo

En el artículo de opinión vale casi todo. Por ejemplo, mucha gente escribe la tesis del artículo de opinión siempre en la introducción. Esa misma tesis puede ser escrita también en la conclusión del texto, ¡O incluso se puede no decir la tesis textualmente, y que parte de la gracia del artículo de opinión sea adivinar la tesis!

O, por ejemplo, la introducción no tiene porqué ser siempre el contexto del tema que tratamos ¡Sé creativo! En muchos artículos, por ejemplo, la introducción es una anécdota que nos ocurre a todos en la vida diaria.

Y, por último, usa elementos literarios que aporten riqueza. Por ejemplo, puedes usar la metáfora, pero también es muy común usar la ironía ¡También los refranes son elementos que también aportan mucha riqueza!

Usa contraargumentos

¡Y no olvides los contraargumentos! Si prevés que un argumento que estás dando se suele contestar con otro argumento, escribe directamente la respuesta a ese argumento con el que rebatan lo que dices. A eso le llamamos contraargumento.

Cuida tu conclusión

En el texto argumentativo no es necesario que haya una conclusión. Muchas veces se deja que la conclusión sea inferida por el lector, por ejemplo. Aun así, si todavía no sois expertos en hacer artículos de opinión, nosotros te recomendamos que hagáis una pequeña conclusión como último párrafo.

Eso sí, recuerda que la conclusión es para “resumir” y “cerrar” el texto, por lo que: ¡Nunca introduzcas un argumento nuevo en ella!

Tu tesis no tiene por qué ser siempre decir si algo es bueno o malo

Esos textos argumentativos pueden estar bien, pero intentar ir más allá siempre le dará una mayor riqueza al artículo, ya que se pueden tener otras opiniones que se alejen de esa dualidad.

Ya sabes: no todo es blanco o negro, también existen los grises.

Repasa bien lo que has escrito

Haz esto siempre, ¡Que no se te olvide! Un repaso de 5 minutos puede aumentar drásticamente la calidad de un texto argumentativo, porque por muy concentrados que lo hayamos escrito, siempre habrá algún pequeño error, frase que quieras cambiar, etc.

Y un último truco para hacer un artículo de opinión de 10

Si no eres un experto en textos argumentativos o necesitas hacer un texto argumentativo de calidad para clase, además de los consejos que hemos expuesto, puedes utilizar el siguiente truco.

Es un truco simple y fácil, y hará que vuestro artículo sea mucho más impactante y de apariencia coherente y cohesionada.

Consiste en acabar el artículo trayendo al lector de vuelta a algo que has dicho al principio. Por ejemplo, imaginad que un artículo empieza con la siguiente introducción:

Coges el coche y ves el humo negro que echa desde el retrovisor. Así te pasas todas las mañanas. Eso es lo que ocurre a la gran mayoría de la población, y es que más del 90% de los españoles utiliza un coche térmico a diario. Las alternativas eléctricas todavía son minoritarias y, mientras tanto, seguimos contaminando el planeta.”

Pues al acabar el artículo haz un guiño a ese principio tan impactante:

“En conclusión, por mucho que haya iniciativas ecológicas y estemos cambiando nuestros hábitos hacia el ecologismo, todavía seguimos contaminando demasiado. Ese ritmo es insostenible y la temperatura del planeta irá aumentando en consecuencia hasta que introduzcamos cambios ecológicos verdaderamente profundos en la sociedad y su tejido empresarial. Hasta que eso ocurra, seguiremos viendo la nube de humo que nuestro coche genera al arrancarlo por la mañana.

De esa manera, al terminar el texto, el lector vuelve a recordar la anécdota del principio, y es una buena manera de cerrar el texto con coherencia y que el lector acabe con una buena imagen de lo leído.

Sigue con La comunicación

Infografía

Vídeo

📚 ¿Te ha servido este articulo como fuente para algún trabajo? ¡Cítanos de la siguiente forma!

Koruro (2022). El texto argumentativo. https://koruro.com/texto-argumentativo. Recuperado el 18 de mayo de 2022.

¡Comparte!

¡Ayúdanos a que este artículo llegue a más personas compartiéndolo por tu red social favorita! ¡Nosotros agradeceremos infinitamente tu ayuda!

Compartir