1. Qué es
  2. Cómo funciona
  3. ¿Es ecológico?
  4. Ventajas
  5. Desventajas
  6. Conclusiones
  7. Infografía

Tecnología

El coche de hidrógeno

coche de pila de hidrogeno

Todos conocemos los vehículos diésel y gasolina. Incluso los coches eléctricos son cada vez más conocidos y ya se ven por la calle. Pero hay muchos otros tipos de vehículos ecológicos, y uno de los más novedosos es el coche de hidrógeno.

¿Qué es el coche de hidrógeno?

El coche de hidrógeno es un tipo de vehículo que obtiene su energía a partir de una pila de hidrógeno. En este sistema, el hidrógeno se almacena en dicha pila y la energía que mueve el coche se genera de la reacción entre dicho gas y el propio oxígeno del aire. De esa reacción se extrae electricidad, que se almacena en una batería y hace funcionar un motor eléctrico que impulsa el coche.

¿Cómo funciona el auto de hidrógeno?

funcionamiento del auto de hidrógeno

El coche de hidrógeno es, a efectos prácticos, un coche eléctrico con una obtención de energía distinta. En un coche eléctrico, el motor está conectado a una batería que lo alimenta, y dicha batería se alimenta de la electricidad de un enchufe. Por lo que su energía se genera en las centrales térmicas, nucleares etc. de cada país.

En el coche de hidrógeno, en cambio, la generación de electricidad ocurre en el mismo coche: de la reacción entre el hidrógeno de la pila del coche y el oxígeno del ambiente. A ese proceso se le denomina electrólisis inversa, y lo único que deriva es:

  • Electricidad, que se guarda en la batería del coche.
  • Agua, que se expulsa en forma de vapor por el tubo de escape.
  • Calor, que se disipa.

Y la electricidad derivada de la reacción puede enviarse directamente al motor para impulsar el coche, o ser almacenada en la batería del vehículo para cuando sea necesaria.

¿Es el coche basado en hidrógeno un vehículo ecológico?

El coche de hidrógeno solo produce electricidad, calor y agua; por eso es un vehículo ecológico y no genera emisiones nocivas para el medio ambiente. Si, además, el hidrógeno de la pila ha sido extraído mediante fuentes de energía renovable, el impacto al medio ambiente del coche de hidrógeno puede ser testimonial.

Ventajas del automóvil de hidrógeno

  • El funcionamiento motriz del coche es igual que el del coche eléctrico. Eso quiere decir que los coches de hidrógeno no emiten sonido y erogan su potencia de forma instantánea, lo cual les otorga una aceleración fulgurante.
  • El repostaje es muy rápido. Es posible recargar la pila de un coche de hidrógeno en menos de 5 minutos.
  • Son vehículos con un mantenimiento muy reducido gracias a ser propulsados por un motor eléctrico.
  • Su autonomía es muy larga. Pueden dar autonomías mayores a 600 kms.
  • Es un coche ecológico que no emite emisiones.

Desventajas del coche de hidrógeno

  • Hay muy pocas “hidrogeneras”. Por tanto, repostar el vehículo de hidrógeno puede ser difícil dependiendo de dónde se viva. Por ejemplo, en toda España hay menos de 15 hidrolineras.
  • Actualmente, los coches de hidrógeno son vehículos caros. El “Toyota Mirai” es, probablemente, el coche de hidrógeno más conocido, y su precio no es barato, ya que parte de los 66.000 €.
  • Hay pocos modelos de coches de hidrógeno. En su mayoría, son de marcas asiáticas.
  • La eficiencia energética del proceso de obtención del combustible es muy baja. Y, además, una vez en el coche, la eficiencia del proceso de transformación del hidrógeno a electricidad es también baja.
  • El hidrógeno es altamente inflamable y difícil de almacenar.
  • El precio del kg del hidrógeno es caro en comparación con el de los combustibles de sus alternativas. 1 kg de hidrógeno puede valer, actualmente, unos 10 €, y un coche de hidrógeno puede consumir 1 kg de hidrógeno cada 100 kms.

Conclusiones

Aunque el coche de hidrógeno pueda parecer una alternativa viable a los coches térmicos convencionales, todavía cuenta con varios problemas que hacen que su uso no sea del todo viable en la actualidad.

El principal problema del coche de hidrógeno es su infraestructura, que en casi toda la totalidad del planeta es deficiente. Por lo que es muy difícil ir a una gasolinera y recargar este combustible. Y aun si esa infraestructura mejorara, mediante inversiones económicas de los estados a favor de este tipo de movilidad, todavía habría varios problemas como:

  • El precio del hidrógeno, que podría variar en torno a su demanda y ser gravado impositivamente de forma diferente al popularizarse.
  • El almacenamiento del hidrógeno, que al ser altamente explosivo en combinación con el oxígeno, podría ser peligroso.
  • La baja eficiencia energética de la obtención del combustible, que encarece su precio.

En conclusión, aun contando con una evolución de la infraestructura del coche de hidrógeno, este vehículo seguiría teniendo varias barreras que harían que fuera más fácil optar por otro tipo de movilidad sostenible, como el coche eléctrico. Por lo que no creemos que el vehículo de hidrógeno vaya a ser el coche del futuro con la tecnología actual.

Infografía

Vídeo

Referencias

📚 ¿Te ha servido este articulo como fuente para algún trabajo? ¡Cítanos de la siguiente forma!

Koruro (2021). El coche de hidrógeno. https://koruro.com/coche-de-hidrogeno. Recuperado el 15 de octubre de 2021.

¡Comparte!

¡Ayúdanos a que este artículo llegue a más personas compartiéndolo por tu red social favorita! ¡Nosotros agradeceremos infinitamente tu ayuda!

Quizás te interese...